Business Coaching Firm

Educación para hacer crecer tu negocio

La administración del tiempo, clave en la productividad de tu empresa

Como dueño de un negocio ¿cuál es el activo más valioso con el que cuentas? Es tu tiempo, ¿cierto?  Todas las personas, exitosas o no, disponen exactamente del mismo número de horas que tú. Entonces ¿cómo algunas logran hacerlas rendir más? Claro, tiene que ver con sus prioridades y la forma en la que invierten su tiempo día con día. Recuerda, de la forma en la que inviertes tu tiempo depende si tu negocio mejora o no.

Ahora bien, ¿te gustaría hacer crecer tu negocio, en términos de utilidades, de manera exponencial? Y, por si fuera poco, ¿quisieras lograrlo trabajando menos en la operación del mismo?, bueno pues la productividad y el manejo de tu tiempo por ende son indispensables.

Un deporte intelectual rentable y que funciona sin el dueño inmerso en la operación”.

Veamos más a detalle esto…, el negocio como deporte, la pregunta es entonces: ¿En qué nivel quieres jugar?

Como en todos los deportes, también hay niveles. Los diferentes niveles en los que puedes desempeñarte como empresario tienen razones, forma de pensar, ventajas/desventajas y, sobre todo, una diferente relación con el dinero. Puedes ser muy rico y no tener bienestar económico, o viceversa. Puedes jugar como Tiger Woods o puedes convertirte en Bill Gates, los niveles van desde el autoempleo, pasando por gerente y dueño, hasta inversionista y emprendedor.

La pregunta es ¿tienes claro en quién deseas convertirte?, si es así, ¿estás rodeado de la gente que te llevará a convertirte en lo que deseas? Y, por último ¿estás leyendo y aprendiendo los puntos importantes que te llevarán a jugar en el siguiente nivel? y ¿cuentas con un entrenador que te exija, te motive y te impulse para moverte al siguiente nivel dentro de tu organización?

Hagamos un par de preguntas más ¿alguna vez en tu vida trabajaste como empleado antes de emprender?, ¿qué posición ocupaste? un puesto como ejecutivo de ventas o gerente de recursos humanos, no importa el título, estoy seguro de que nunca te levantaste preguntándote “hum, ¿qué seré hoy?, ¿el gerente de recursos humanos o el gerente de mercadotecnia?”. Por increíble que parezca, yo te pregunto ¿qué rol o posición juegas hoy en tu negocio en el día a día?, es más, comencemos con algo más sencillo ¿tienes un organigrama de tu empresa?, ¿tienen todos tus trabajadores claridad sobre sus puestos, funciones, objetivos e indicadores que deben cumplir? Veamos el siguiente organigrama simple:

productividad.png

 

Si eres el dueño, normalmente deberías estar dirigiendo el negocio, no corriendo y operando el mismo, ¿cierto?

Ahora analicemos un poco más, un puesto de nivel técnico ¿tiene mucho o poco trabajo físico?, seguramente contestaremos que tiene una suma considerable de trabajo, bien ¿la posición de técnico recibe mucho o poco dinero respecto al dueño director general? normalmente responderemos que poco dinero. Por el contrario, un director general ¿tiene mucho o poco trabajo físico? y ¿percibe mucho o poco ingreso respecto al nivel técnico? a estás 2 preguntas las respuestas serán que tiene poco trabajo físico y que percibe una cantidad de dinero muy superior al puesto de nivel de ayudante. Entonces, en términos de dinero y cantidad de trabajo el organigrama se vería así:

productividad2.png

Si esto es lo que te está ocurriendo no es necesario ser un mago para descubrir que te sientes muy agotado, con ese sentimiento de que nadie hace las cosas mejor tú. Muy probablemente te sientes cansado y además preocupado o el dinero simplemente no está en la forma como a ti te gustaría que estuviera. Es importante reflexionar, más a detalle, tu situación. Para ello hay un ejercicio simple que te propongo hacer:

  1. Contesta las siguientes 4 preguntas:productividad3.png

¿Cuáles son las 10 tareas que más disfruto hacer?

¿Cuáles son las 10 tareas que más tiempo me consumen?

¿Cuáles son las 10 tareas que más estrés me causan?

¿Cuáles son las 10 tareas que más disfruto?

 

Dadas tus respuestas, donde algunas de las tareas pueden repetirse en más de una lista, las preguntas son ¿a quién deberás contratar?, ¿cuánto tiempo te liberará?, ¿a qué dedicarás ese tiempo? Hoy en tu empresa, aun que tu tarjeta de presentación diga presidente de consejo de administración, director general o dueño, la realidad es que si no delegas funciones estás perdiendo el activo más valioso con el que cuentas, como ya hemos dicho, tiempo y por ende la productividad de tu negocio se ve mermada.

¡Que no te pase! Obtén la guía para controlar tu tiempo! Es Gratis. 

¡Descárgalo Aquí!

Suerte hasta el próximo tip.

Arturo Chávez